domingo, octubre 30, 2005

Psicólogo

El día de ayer estuvo nublado, llovía por momentos. Hoy amaneció igual salvo hasta hace algunas horas atrás en que el sol se decidió a salir para ofrecernos un atardecer de primavera, más allá de que la temperatura todavía es baja para esta época del año. Me llama A., que viene rumbo a casa para que salgamos a tomar un helado, el plan ya lo hizo ella, accedo, necesitaba salir un poco; era eso o seguir la historia de Box pero últimamente las palabras no fluyen de forma espontánea así que lo mejor era dejarlo ahí (a los curiosos sólo les diré que al pobre Box todavía le queda sufrir un poco más en ese plano de su vida).

A. es una amiga que conocí hará un año y pico atrás. Ya en medio de la charla desliza que a uno de sus amigos que no sé qué intriga tiene conmigo (¿Celos? Ella como que me deja entreveer que el flaco le tiene ganas) le dice que soy su psicólogo, y me da gracia porque casi todas mis amigas (o hasta novias dado el caso) siempre me han dicho lo mismo; sin ir más lejos C. me decía que me había equivocado de carrera, que sí tendría que haber seguido psicología.

Supongo que la gente ve algo en mi que les facilita contarme sus cosas, y no es que me moleste, al contrario, todos los problemas que me cuentan son casi todos sobre situaciones que yo no viví, y que, en su gran mayoría no tengo ningún interés en vivirlas, pero más allá de eso siempre confían o ven un punto que antes no veían en todas las cosas que les digo. Soy como un asesor que, al contrario de lo que se pide en el mundo laboral, cuanto menos experiencia tenga en el tema en cuestión más le hacen caso.

2 Comentarios:

el dí­a martes, noviembre 01, 2005 11:45:00 p. m., Blogger Adrianófanes dijo...

Hola, Juan. Ja, me reía porque sí, digamos que parece que tenés una predisposición para escuchar a la gente. Parecés una persona muy introspectiva, tengo muchas ganas de conocerte.

A veces también a mí me ha tocado ese rol de "psicólogo". También me contaron historias que ni por asomo viví. Y diré que tiene un costado interesante, je.

Me preguntaba, a propósito de la tocaya "A." y su visión de verte como psicólogo, que hay algunos bloggers que te han visto como estudiante en letras, o con cuestiones humanísticas. ¿Curioso, no?

Te mando un gran saludo. Todavía me acuesta acostumbrarme al cambio de blog, pero aquí sigo.

 
el dí­a miércoles, noviembre 02, 2005 3:14:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Es verdad eso de que me ven/veían en cualquier carrera/vocación/trabajo menos en sistemas... Muchas han sido las veces que me han dicho que debería haber estudiado psicología o letras. Supongo que a Dardo en algún punto también le debe haber pasado lo mismo, es un deportista nato y también anda lidiando con estas maquinolas del demonio

En fin, Adrián, que uno en realidad no es lo que estudió o el trabajo que hace. Esos son simplemente roles, máscaras o etiquetas con las que la mente (nuestra y la de los demás) se identifica o identifica a los demás. Uno simplemente es, más allá de toda clasificación.

Y claro que sí, ya nos encontramos algún día por el sur, cuando el pelado se juegue y me invite a la casa de la playa para enseñarme a surfear jeje...

Salutes

 

Publicar un comentario

<< Inicio