viernes, diciembre 31, 2004

Feliz 2005

Para todos los amigos y lectores de este delirio llamado perdido en Maya les deseo felicidad, paz y tranquilidad para el año entrante, ¿qué más se puede pedir o desear no?

Salutes!

martes, diciembre 28, 2004

¿Y la sabiduría?

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
"¿Dónde está la sabiduría que hemos perdido en el conocimiento?
¿Y dónde está el conocimiento que hemos perdido con la información?"


T.S. Eliot
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

Creo que recién ahora estoy entendiendo a mi profesor de teología cuando hace un par de meses atrás dijo en clase que a pesar de que el hombre tiene conocimientos cada vez más amplios (aunque no por ello más profundos) en un mundo cada vez más dominado por la información, aún así, cada vez sabe menos de todo. El se refería sobre todo al desconocimiento o ignorancia del hombre sobre temas meramente teológicos como ser la causa original de las cosas o la verdad final como objetivo último a concretar en la constante búsqueda del hombre, pero creo que el pensamiento es bueno y valedero para contrastar sobre muchos otros campos.

A veces siento en que un día de estos mi cabeza puede simplemnete "estallar" con el sólo hecho de pensar en lo que me queda por obtener de conocimientos para mi carrera, mi trabajo; encima en sistemas la cosa no para, no tiene fin, y tenés que saber de todo un poco para luego no terminar dominando al 100% nada y lo que viste hoy en 5 años no se usa más. Comparando con un hombre de principios de siglo pasado es impresionante la cantidad de cosas que conocemos hoy por hoy. También es cierto que hoy por hoy es todo demasiado complejo y como que no hay vuelta atrás; nuestras vidas pierden día a día la simplicidad de las cosas de otros tiempos.

A la cita de Eliot no la había escuchado o leido antes, la leí hace poco en el prólogo de mi lectura actual, y la verdad es que cada vez confirmo más una cosa que vengo pensando desde hace tiempo: Ya todo está escrito, sólo hay que saber "leer" para entender lo que está ocurriendo. Eliot, en ese sentido, y con esa frase me resulta un verdadero visionario.

domingo, diciembre 26, 2004

Ya todo está escrito



Un hombre está sentado a la mesa escribiendo algo y una mujer de la mesa a su lado empieza a hablar con él.

Mujer: ¿Qué estás escribiendo?
Escritor: Una novela.
Mujer: ¿De qué trata la historia?
Escritor: No hay historia. Es sólo gente, gestos, momentos, momentos de raptos, emociones pasajeras. Resumiendo, las más grandes historias jamás contadas.
Mujer: ¿Y vos estás en esa historia?
Escritor: No lo creo. Pero bueno, yo en este momento estoy como leyéndola y luego escribiéndola.

Extraído (y traducido horriblemente por Juanba) del script de la película "Waking Life" ("Despertando a la vida")


Etiquetas: ,

sábado, diciembre 25, 2004

Conclusiones navideñas

Todo muy lindo, todo muy lindo... pero no hay caso. Todo bien con el apio, todo bien con las nueces y el queso roquefort pero de la ensalada Waldorf lo único que me sigue sin gustar es la manzana.

martes, diciembre 21, 2004

Dios (visión occidental)

Dijo Jesús:

"Yo soy la luz que está sobre todas las cosas. Yo soy el Todo: de mi ha salido el Todo, y en mi Todo se ha logrado. Hendid el leño; yo estoy ahí. Levantad la piedra, allí me encontraréis."

Evangelio según Tomás, dicho 77.

Dios (visión oriental)

- Tráeme un fruto de aquella higuera.
- Aquí está, venerable señor.
- Pártelo.
- Ya está partido venerable señor.
- ¿Qué ves allí?
- Estas semillas, inmensamente pequeñas.
- Parte una de ellas, hijo mío.
- Ya está partida, venerable señor.
- ¿Qué ves allí?
- Ninguna cosa, venerable señor.

El padre dijo:

"Esa esencia sutil, mi querido, que allí no percibes, de esa propia esencia surge esta gran higuera de Bengala. Créeme, mi querido. Ahora bien, en eso que es la sutil esencia, allí todo lo que existe tiene su ser. Eso es lo Verdadero. Eso es el Sí Mismo. Eso eres."

Chhandogya Upanishada, capítulo 12.


Etiquetas: ,

lunes, diciembre 20, 2004

Diferente

El otro día estaba viendo en un noticiero mientras almorzaba una noticia que me entristeció. La historia trataba de un chico con síndrome de down que participa en un equipito de fútbol de la liga infantil bonaerense, digo participa porque no "juega" en el equipo sino que venía a ser algo así como "la mascota" del equipo. Los acompaña a todos los partidos, los alienta y ayuda como puede dada su condición en esta vida. Es el hermanito de uno de los chicos que sí juega al fútbol en el equipito. Todos en el equipo lo quieren, digo, son chicos. Lo sienten como parte del equipo. Digo, no lo discriminan, no están tan contaminados como los adultos, por otro lado ¿a quién se le ocurriría marginar a alguien por ser diferente? Se me ocurre, porque no es más ni menos que ninguno de nosotros, es diferente, solamente eso, sus capacidades son otras. Y no digo "diferente" como "sapo de otro pozo". Digo diferente en el sentido de su "individualidad"; así como yo soy diferente a los demás, así como vos, lector del blog, sos diferente de mi y de los demás que están leyendo esto. "Diferente" es ser "especial", es distinguirnos y que nos distingan de los demás. Bueno, éste chico es "muy especial".

Me preguntaba antes ¿a quién se le ocurriría discriminar o marginar a una persona "especial" por ser diferente? Bueno, parece que a alguien sí. El equipito infantil del cual les contaba salió subcampeón la semana pasada de la liga infantil. Hay una revista dedicada a esta liga. A esta revista se envió una foto del equipito en formación junto al chico "especial" que los acompaña y los alienta, ¿y por qué no si él es parte del equipo a fin de cuentas? La foto la envió el padre del chiquito para que fuera publicada, en la revista le dijeron que sí, que no había problemas.

La cosa es que, a uno de los que trabaja en la revista, se le ocurrió "borrar" de la foto a este chico "especial". Y no digo cortar la foto por razones de espacio y dejarlo fuera (ya que el chico estaba en uno de los costados de la foto), no, literalmente lo "borró" de la imagen, editó la imagen por software. Editó el fondo pixel por pixel para sacarlo como si nunca hubiese estado. O sea, no cortó la foto de costado (hubiese sido lo mismo) sino que se tomó el trabajo de editar la imagen, de hacerlo desaparecer. La revista salió publicada con la foto editada. Grande fue la desilusión del padre al ver que en la foto faltaba uno de sus hijos.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Ley del Karma. Todo lo que hacés se te devuelve, siempre, si no es en esta será en la próxima. Sean cosas buenas o cosas malas, pero todo lo que hacés se te devuelve. El que editó la foto no se la va a llevar de arriba.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

domingo, diciembre 19, 2004

Característica universal



Wiley está hablando con este tipo

Louis Mackey:

"Hay dos clases de víctimas sufrientes en este mundo: aquellos que sufren por una falta de vida, y aquellos que sufren de una abundancia de ella. Cada vez que me analizo a mi mismo siempre me he encontrado en la segunda categoría. Cuando te pones a pensar en ello, casi todo el comportamiento y el obrar humanos no son, en su esencia, diferentes del comportamiento animal."

"Las más avanzadas tecnologías y obras del hombre nos elevan, como máximo, hasta el nivel de un super-chimpacé. En realidad, la brecha entre, digamos, Platón o Nietzsche, y el humano promedio es más grande que la brecha entre el chimpacé y el humano promedio."

"El reino del espíritu verdadero, el dominio del artista verdadero, del santo, del filósofo raramente son alcanzados. ¿Por qué tan pocos? ¿Por qué la evolución y la historia del mundo no son historias de progreso, en vez de ser esta simple e inútil adición de ceros? Pasa que no se han desarrollado grandes valores, diablos, los griegos 3000 años atrás estaban tan avanzados como lo estamos nosotros ahora (*). Entonces, ¿cuáles son las barreras que impiden a la gente el alcanzar el punto más cercano a su verdadero potencial? La respuesta a esta pregunta puede ser hallada en otra pregunta, y esta es: ¿Cuál es la característica humana más universal, el miedo o la pereza?"

(*) Nota del traductor trucho: No se refiere a la tecnología obviamente, sino a los valores (lean a Aristóteles)

Extraído (y traducido horriblemente por Juanba) del script de la película "Waking Life" ("Despertando a la vida")



Etiquetas: ,

martes, diciembre 14, 2004

29 (Parte 2)

El número mágico que representa la cantidad de años (hasta ahora) de mi paso por este mundo le trae buena suerte a los demás, menos mi que sigo igual (y encima con un año más). Pero bueno, más vale igual y no peor...

Este caso es familiar, el espécimen en cuestión: mi hermano. El desgraciado, que digo desgraciado, "el ojetudo", jugó el Viernes pasado a la quiniela. 1 peso a la cabeza al 29 en mi honor, ganó $84. A mi sólo me quedó el honor. A el los 84 mangos.

Pero el pibe se jugó y me regaló unos calzoncillos muy bonitos, de los caros, de esos que vienen en una latita muy bonita, un packaging muy FTV a mi juicio, pero... No complaints.

lunes, diciembre 13, 2004

Lo que ellas no quieren

Manifiesto
por Lourdes Gallego Martín del Campo


Todas las mujeres que suscriben o suscribirían este manifiesto comparten las mismas características: tienen más de treinta años, son profesionales, independientes, cultas, deseosas de una relación en la que predominen la igualdad y el compromiso en el más amplio de los sentidos; rechazan, por eso, convertirse en paños de lágrimas y en amantes furtivas.

1. No queremos a esos muchachos que aunque ya pasan de los treinta insisten en raparse como si fueran a la secundaria y se sienten discípulos de Foucault (a lo mejor por eso andan pelados) y te tiran rollos mareadores sobre la locura y el poder y te invitan a su casa y te ponen su última adquisición de música minimalista y te hablan de Radiohead como si fueran sus amigos y de las películas de Tarkovski como si fueran la esencia de su vida y se creen que acaban de salir de un laberinto de Borges, pero a la hora de lavar los platos son incapaces de mover un dedo, y te dejan los ceniceros llenos de colillas de Galois, porque siempre les ha gustado el tabaco fuerte pero nunca ayudar a los demás a limpiar su casa. Y te hacen discursos tan complicados que parecen novelas de Lezama Lima, y publican artículos en la revista Rizoma, todavía más complicados que los rollos que te llegan a tirar, y a las dos de la mañana están jugando ajedrez con un sus amigos y hablando de cosas tan abstractas que acaba por darte dolor de cabeza. A esos pelados los dejamos, les huimos como la peste, que se queden con su "Paradiso" y en su parnaso de musas experimentales.

2. Tampoco queremos a los que se sienten personajes de "Crimen y Castigo", esos que los atenaza una horrendísima angustia que sólo se les baja con Prozac o tequilas y se tiran al drama cuando les recuerdan a sus amores pasados ("¡Ay de mí... Cómo la amaba") y se ponen a oír "La muerte de amor de Tristán e Isolda" y llevan encima todos los pesares del amor contrariado, y cuando les hablas por teléfono no te contestan (aunque tú sepas que están en su casa) porque seguro están en un sillón, elaborando su duelo (váyase usted a saber si es por su ex, por sí mismos o por que el amor es la prórroga perpetua). Y cuando ya estás harta y los quieres dejar, se te aparecen una noche con cara de dálmata sin dueño con una botella de vino, un ramo de gardenias y un CD de música tristísima y te juran que te aman, que tu corazón late por ti, pero luego se desaparecen de nuevo largas temporadas y tú no sabes si es que están tatuando el humo, en su moqueadera o hundidos en su sillón oyendo a Wagner... Mejor que se queden allí.

3. No queremos tampoco a los que ponen a Bach como música de fondo en su contestadora y van a comer con puros investigadores de la Real Academia y hablan inglés con acento de Oxford y alemán con acento del Goethe Institute y tienen a todo Octavio Paz encuadernado en piel y escriben ensayos elaboradísimos y sesudísmos sobre las metáforas de un escritor polaco que nadie conoce, pero que tiene una poesía de "impecable factura" (joder ya estamos hablando como ellos). Y te hablan a las nueve, ni un minuto antes ni un minuto después para decirte que están haciendo su ensayo número 18 sobre El Quijote y tú no sabes qué decirles porque la única vez que lo agarraste (al Quijote, no al hombre) fue cuando ibas a la secundaria y llegaste al capítulo 15 nada más. Y te escriben desde su computadora que costó 5 mil pesos mientras se toman un Chivas on the rocks y oyen las "Suites para cello", en una "espléndida" versión (joder ya volvimos a hablar como ellos), con un cellista polaco todavía más exquisito que el de las metáforas. Y si vas a la casa de uno de ellos, te da pena sentarte porque no le quieres arrugar sus sillones, y si deseas entrar a su estudio te sientes como en un santuario a la belleza, en donde todos los libros están ordenados según la clasificación del congreso y los diskettes por orden alfabético. Y no pueden hablar como personas normales, porque cada tres palabras abren cita y te dicen, como decía Borges sobre la literatura y bla, bla, bla.... Y entonces te sientes que no estás hablando con un ser humano sino con un diccionario de autoridades... Y cuando va a tu depto observa todo, el tornillo que le falta a la puerta, el vidrio de la cocina parchado con cinta embaladora, tu despelote de papeles y periódicos y tu ignorancia. A los que son así los dejamos remojándose en Procenex un rato para que los bichos de este mundo imperfecto no les vayan a manchar su camisa de lino comprada, por cierto, en su último viaje a un congreso de filólogos en Barcelona.

4. No nos gustan, desde luego, los que andan de "barflies", que creen que al amor se le entra de freelance y que así mismo se sale, sin pasar ni siquiera recibo de honorarios. Por eso cualquier bar les sirve de plataforma de lanzamiento para el pequeño Bogart que llevan dentro, y cada vez que te miran te ven como si se fueran a engullir a un pollo rostizado de un solo bocado y te cuentan a media voz que van a publicar una plaquette de poesía erótica en una editorial marginal. "Porque tú sabes, las editoriales comerciales no publican nada de erotismo... No es para toda la gente". Y te recitan de memoria el capítulo siete de Rayuela y te prenden el cigarro rozándote los dedos, en un gesto que adivinas más que deliberado, y por supuesto que no lo vas a invitar a tu casa porque no te interesa oír sobre su elaborada teoría del encuentro amoroso, ni tampoco te interesa que te la compruebe "in situ". Y toda una semana te mandan mails hablándote del "suave temblor de los vientres que se rozan" y de "las humedades y oquedades", pero cuando les propones que te acompañen a llevar a tus sobrinitos al cine, se hacen los occisos y huyen a algún bar en donde buscarán a quién tirarse sin ningún miramiento entre los delicados aletazos de la pasión efímera.

5. No queremos tampoco al que llega siempre hecho un energúmeno porque lo agarró el tráfico en el periférico y no entiende cómo hay un montón de imbéciles que no saben manejar y cuando van a cenar casi le quieren morder la yugular al pobre mesero porque las papas de la guarnición están frías. Ay de ti si osas llamarle un día a su cubículo para preguntarle si se pueden ver ese día, porque seguro te lanza una diatriba sobre su espacio, su privacidad y tus atrevimientos... Porque ese día, ese preciso día tiene que entregar los avances de una investigación importantísima y tú le acabas de espantar las musas a cachetadas. ¡Ay de ti si un día se te hace tarde en una cita, porque te lo va a reprochar todo el camino al cine y se va a poner fúrico porque hiciste ruido al masticar el pochoclo, y porque te paraste al baño en el intermedio y porque la película estaba malísima. Uno así debería de meterse a tomar clases de meditación zen a ver si allí le enseñan a aguantarse solo.

6. Los workaholics y los volubles también están desechados, los que se la pasan en los bares con sus amigos, los que se casaron con su agenda.

Es cierto que pasados los treinta y tantos uno ya no se puede dar el lujo de andar escogiendo, ya no hay muchos ejemplares, aunque no se deshecha la posibilidad de reciclar.

No buscamos un príncipe azul (*), sino a alguien que tenga una dosis razonable de neurosis, digamos una que se pueda manejar. Alguien que no pase solamente recibos de honorarios sino que quiera el tiempo completo, con derecho a seguro social; con virtudes y defectos, con cicatrices, con miedos pero también con ganas y con faros encendidos, que no sea de teflón. Alguien que sepa que la vida es un texto que siempre tiene erratas, pero siempre es mejor leerlo acompañado.

(*) Nota de un servidor: Es bien sabido por las mujeres que el príncipe azul siempre destiñe con el primer lavado.

Algunos giros idiomáticos fueron reemplazados por motivos técnico-lingüísticos contractuales al idioma castellano argentino o por meros propósitos de dramatización.

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
A lo expuesto arriba le hice copy/paste desde el blog de Lola. Ella le hizo copy/paste desde el blog de un pibe mexicano del que ahora no recuerdo el URL.

Y como bien citó Lola antes de transcribir el post:

"Appreciation is a wonderful thing: It makes what is great in others belong to us as well".
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -

domingo, diciembre 12, 2004

Nuestra propia historia



Un chimpacé le habla a la clase mientras un film no sonoro corre en un reel. Proyectadas en la pantalla aparecen las palabras "Ruido y Silencio".


Chimpancé:

"Nuestra crítica comenzó como empiezan todas las críticas, con una duda. La duda se convirtió en nuestra narración. La nuestra fue la búsqueda de una nueva historia: nuestra propia historia. Y nos aferramos en el camino hacia a esta historia siendo conducidos por la sospecha de que el lenguaje ordinario no podría contarla. Nuestro pasado aparecía congelado en la distancia, y cada uno de nuestros acentuados gestos significó la negación del viejo mundo, para poder alcanzar uno nuevo. La forma en que vivíamos creó una nueva situación, de exhuberancia y amistad, ésto originado de una micro-sociedad subversiva instalada en el corazón de una sociedad que lo ignoraba."

"El arte no era la meta a alcanzar, pero sí la ocasión y el método para localizar nuestros ritmos específicos y las variadas posibilidades que nos ofrece nuestro presente. El descubrimiento de una comunicación verdadera era la verdadera meta, o al menos la búsqueda de esa comunicación: la aventura de poder encontrarla para luego perderla. Nosotros, los descontentos, los que nos negamos a aceptar, continuamos buscando, llenando los silencios con nuestros deseos, miedos y fantasías; continuamos siempre adelante por el hecho de que no importa que tan vacío parezca el mundo, no importando que tan degradado y consumido nos resulte el mundo, nosotros sabíamos que todo era aún posible, y, dadas las correctas circunstancias, un nuevo mundo sería tan parecido como uno viejo."

En la pantalla ahora se proyecta la frase: "Empezar de nuevo... Desde el principio"

Extraído (y traducido horriblemente por Juanba) del script de la película "Waking Life" ("Despertando a la vida")


Etiquetas: ,

sábado, diciembre 11, 2004

/ . - .com

slash dot dash dot
slash dot dash dot
slash dot dash dot

slash dot com

slash dot dash dot
slash dot dash dot
slash dot dash dot

dot
dot
dot

dot com

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Me sorprenden cantando ese pegadizo último corte de Fatboy Slim
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Etiquetas:

miércoles, diciembre 08, 2004

29

- ¿29 ya?
- 29
- Guau... 29
- 29, sí
- 29... ¿Quién lo hubiera dicho?
- Por lo menos no son 30, esa depresión me la guardo para el año que viene.

(...)

lunes, diciembre 06, 2004

Artista

d.m.: este finde no vivo, voy a estar con vida de topos
v.: jajaja
d.m.: entre programar con la máquina y estudiar...
v.: que mal che
d.m.: viste?
v.: huuu
d.m.: es dura la vida del artista che
v.: jodido
d.m.: y vos qué contás?
v.: hmmm
v.: no sé
d.m.: ahh muy explícito lo tuyo
v.: estoy con una muestra de fotos en el centro cultural general paz
d.m.: sipi, leí tu mail
d.m.: y qué onda?
v.: haaa
d.m.: te insultaron?
d.m.: te escupieron?
d.m.: te premiaron?
v.: ni idea porque no fuí a la presentación (inauguración)
d.m.: jaja colgada
v.: jaaaaaaaaaa
v.: igual no fuiste a verme :(
d.m.: pagame el pasaje en avión, estadía en el Sheraton, la diferencia en lo que pierdo de asistencia del sueldo... Y VOY!!!
v.: todo por una amiga vos eh
d.m.: si viste?
d.m.: ojalá tuviera dinero para ir, porque con dinero, mucho dinero no tendría que trabajar y tendría tiempo
v.: yo también
v.: me pasaría todo el dia viendo animé, con chocolatada y marihuana

(...)

domingo, diciembre 05, 2004

Curiosidad inacabable



Dos mujeres sentadas a la mesa hablan.


1º Mujer: El tiempo se disuelve como en un movimiento rápido de partículas que se arremolinan hasta desaparecer. O bien yo me estoy moviendo rápido, o el tiempo lo está, pero nunca los dos simultáneamente.

2º Mujer: Qué extraña paradoja. Digo, técnicamente, en este momento yo estoy más cerca del fin de mi vida de lo que nunca antes lo he estado. Y realmente siento, ahora más que nunca, que sin embargo tengo todo el tiempo del mundo. Cuando era joven, sentía esta desesperación, tenía esta necesidad y deseo de certeza, como que había un final para mi camino y yo tenía que llegar a él fuera como fuera.

1º Mujer: Sé a lo que te referís, porque yo me recuerdo pensando: "Oh algún día, como en la mitad de mis treinta años tal vez, de alguna manera todo en mi vida se va a calmar y a serenarse, y todo se terminará". Era como si existiese este altiplano y éste estuviera esperando a que yo lo escalara. Y cuando por fin llegara al tope todo se dentendría, incluso el crecer y el cambiar. Pero eso no ha pasado así, gracias a Dios. Creo en realidad que cuando somos jóvenes no nos damos cuenta de nuestra curiosidad inacabable. Eso es lo grandioso de ser humano.

2º Mujer: Sí... Bueno, ¿escuchaste eso que dijo Benedict Anderson acerca de la identidad?

1º Mujer: No.

2º Mujer: Bueno, lo que él dice es, por ejemplo, tomemos una foto nuestra de bebé. Entonces, tomamos esta fotografía en dos dimensiones y decimos: "Esa soy yo". Bueno ahora para conectar a este bebé en esa pequeña imagen con nosotros mismos viviendo y respirando en el ahora del presente es que tenemos que inventarnos una historia como: "Esta era yo cuando tenía un año de edad, y luego tuve el pelo más largo, y luego nos mudamos a Riverdale, y ahora estoy aquí". Entonces, se necesita una historia que en realidad es como una ficción para hacer que el bebé en la foto y vos sean idénticos, la misma persona... Para así crear tu identidad.

1º Mujer: Y lo gracioso de todo es que nuestras células se regeneran totalmente cada 7 años. Ya nos hemos transformado en alguien completamente diferente varias veces, una y otra vez, y, aún así, permanecemos esencialmente siendo los mismos.

Extraído (y traducido horriblemente por Juanba) del script de la película "Waking Life" ("Despertando a la vida")


Etiquetas: ,

El tiempo debe detenerse

La esclavitud del pensamiento a la vida es uno de nuestros temas favoritos. Bergson y los pragmatistas, Adler y Freud, los muchachos del materialismo dialéctico y del objetivismo, todos enuncian sonoramente sus variaciones en torno a él. La mente no es sino instrumento para fabricar instrumentos, está controlada por fuerzas inconscientes ya sea sexuales o agresivas, es el producto de presiones económicas y sociales, un montón de reflejos condicionados. Todo absolutamente cierto hasta aquí; pero falso sino va más allá... El pensamiento es el esclavo de la vida. Esto es evidente. Pero si al mismo tiempo no fuese algo más, no podríamos hacer ni siquiera esta generalización parcialmente válida. El significado de la segunda cláusula es principalmente práctico.

La vida es juguete del tiempo. Por el mero hecho de esfumarse, el tiempo convierte en un absurdo todo el planteamiento consciente de la vida. Y sin embargo, la única fe de una mayoría de europeos y de los americanos del siglo veinte es una fe en el futuro... Por el cual están dispuestos a sacrificar su única posesión tangible; el presente... Pero... El tiempo debe detenerse... Solamente tomando en cuenta el hecho de la eternidad podremos liberar al pensamiento de la esclavitud de la vida. Y solamente entregando deliberadamente nuestra atención y nuestra fe a la eternidad podemos impedir que el tiempo convierta nuestras vidas en una bufonada diabólica.


Aldous Huxley

sábado, diciembre 04, 2004

Música electrónica y divorcio

d.m.: ¿Y fuiste a ver a Kraftwerk?
Lanfys: No fuí, no
Lanfys: Sola no daba
d.m.: Colgada
Lanfys: Jime al final no podía ir, y yo no iba a ir sola
d.m.: Los creadores andamos solos y vamos a lugares solos
Lanfys: Juanma, mi vida, me cansé de ir sola a ciertos lugares
d.m.: Te perdiste Massive Attack, Chemical Brothers y ahora los alemanes de la hostia estos
Lanfys: Me dá cosa, no sé
d.m.: Sos una colgada
d.m.: Hmmmm...
d.m.: Acto fallido, me dijiste Juanma
d.m.: ¿Quién es Juanma?
Lanfys: Juanma jaja, era un compañero de trabajo de hace mil años siempre te confundo porque de cara también tenés onda... Y es nombre parecido
d.m.: Hmmmm...
d.m.: Me estás engañando con Juanma
Lanfys: No pienses mal, nunca pasó nada
d.m.: Eso no te lo voy a perdonar
Lanfys: ¡¡¡Jamás te engañaría con él!!!
d.m.: Exijo el divorcio
d.m.: Ya
Lanfys: ¿Por esa trivialidad?
Lanfys: No sabés lo que te perdés entonces ;)
d.m.: 0 o 1 conmigo señorita
d.m.: Acá no hay medias tintas
d.m.: Quiero la mitad de tu dpto, osea 7 m2
d.m.: Ponemos una pared que divida
d.m.: Vos de tu lado yo del mío
Lanfys: Ya hay pared
Lanfys: ¿Qué preferis el cuarto o la cocina?
d.m.: ¡La bañera!

(...)

viernes, diciembre 03, 2004

Nombres

JJudicial
UUnusual
AAmazing
NNerdy
BBrutal
AAwesome

¿Tendrá que ver conmigo?

Si quieren generarse el propio, clickeen aquí.