lunes, septiembre 27, 2004

Estado constante de partida

Wiley está esperando un taxi cuando un extraño auto con forma de bote estaciona a su lado. Dentro de éste, además del conductor, ya había un pasajero.

Bill Wise, conductor del "coche-bote"

Bill: Hola marinero, ¿dispuesto a subir a bordo para dejarte llevar un poco a la deriva en tu largo viaje? ¿Necesitás un aventón para seguir?
Wiley: En realidad sí, estaba esperando un taxi pero si vos querés...
Bill: Todo bien, no pierdas el barco.
Wiley: Hey gracias.
Bill: No hay problema. ¡Ancla arriba!
Bill: ¿Y? ¿Qué piensas de mi pequeña nave? Ella es lo que yo llamo "algo digno de mirarse" Admirarse con los ojos, a eso me refiero. Yo siento que mi transporte debe ser una extensión de mi personalidad y ¡voilá!. Y esto (dice señalando el parabrisas)... esto es como mi pequeña ventanita hacia el mundo. Y cada minuto que pasa me muestra algo diferente. Ahora bien, tal vez no entienda lo que vea y hasta tal vez no esté de acuerdo con ello, pero te digo algo, lo acepto y sigo siempre hacia adelante. Uno quiere mantener las cosas siempre sobre una quilla nivelada, supongo que es eso lo que estoy tratando de decir. Uno quiere dejarse llevar por la corriente, y el mar nunca rechaza a un río. La idea es mantenerse en un estado constante de partida, mientras que a la vez uno siempre está arribando. Esto ahorra muchas presentaciones y saludos de despedida. El viaje no necesita de explicaciones, sólo de pasajeros. Es allí donde entran ustedes muchachos.
Es como si ustedes arribaran a este planeta con una caja de crayones. Ahora bien, algunos de ustedes vienen con la cajita de 8, otros pueden venir con la de 16... Pero la clave está en todo lo que ustedes hacen con los crayones, con los colores que les han sido dados. No se preocupen por dibujar siempre entre las líneas o por colorear fuera de ellas; yo digo: coloreen fuera de ellas, ¿saben a lo que me refiero no? Coloreen hasta fuera de la hoja. ¡No me encierren en una caja, en un espacio delimitado! Estamos en movimiento hacia el oceáno. No estamos amarrados a tierra firme, ¡les aseguro eso! Asi es que: ¿A dónde quieren ir?
Wiley: ¿Quién yo? ¿Yo primero? Ah, realmente no sé. Cualquier lugar está bien.
Bill: Bueno, dame una dirección o algo.
El otro pasajero: Te digo algo, seguí derecho tres cuadras más, doblá a la derecha, seguí dos cuadras más, y dejá a este sujeto en la próxima esquina.
Wiley: ¿Y cuál es ese lugar?
Bill: Bueno eso yo tampoco lo sé, pero es algún lugar... Y va a determinar el curso del resto de tu vida.

Extraído (y traducido horriblemente por Juanba) del script de la película "Waking Life" ("Despertando a la vida")


Etiquetas: ,

1 Comentarios:

el dí­a lunes, octubre 03, 2005 6:28:00 p. m., Anonymous RUFUS dijo...

no sé si está mal traducido, pero es bastante interesante.

 

Publicar un comentario

<< Inicio