jueves, abril 30, 2009

31 de enero de 1935

El señor Ellappa Chettiar, un miembro del Consejo Legislativo de la Presidencia de Madrás y un hindú influyente, preguntó:

—¿Por qué se dice que el conocimiento nacido de la escucha no es firme, mientras que el nacido de la contemplación es firme?

Maharshi: También se dice que el conocimiento de oídas (
paroksha) no es firme, mientras que el que nace de la propia comprensión de uno (aparoksha) es firme.

Y también se dice que la escucha ayuda a la comprensión intelectual de la Verdad, que la meditación aclara la comprensión, y, finalmente, que la contemplación suscita la realización de la Verdad. Además, también se dice que todo ese conocimiento no es firme y que sólo es firme cuando es tan claro y tan íntimo como una uva en la palma de la propia mano.

Hay aquellos que afirman que la escucha sólo bastará, puesto que una persona competente que, tal vez en encarnaciones anteriores, ya se ha cualificado, realiza y permanece en la paz tan pronto como escucha la Verdad que se le dice una sola vez, mientras que la persona que no está tan cualificada debe pasar por las etapas prescritas arriba, antes de entrar en
samadhi.

-.-

La señora Piggott regresó de Madrás y efectuó otra visita. Formuló preguntas relativas a la regulación de la dieta.

Piggott: ¿Qué dieta se le prescribe a un
sadhaka (el que está comprometido en prácticas espirituales)?

Maharshi: Alimento
sátvico en cantidades limitadas.

Piggott: ¿Qué es alimento
sátvico?

Maharshi: Pan, frutas, verduras, leche, etc.

Piggott: Algunas gentes toman pescado en el Norte de la India. ¿Se puede hacer eso?

El Maharshi no dio ninguna respuesta.

Piggott: Los europeos estamos acostumbrados a una dieta particular; el cambio de dieta afecta a la salud y debilita a la mente. ¿No es necesario conservar la salud física?

Maharshi: Completamente necesario. Cuanto más débil está el cuerpo, más se fortalece la mente.

Piggott: En ausencia de nuestra dieta habitual, nuestra salud se resiente y la mente pierde fuerza.

Maharshi: ¿Qué entiende usted por fuerza de la mente?

Piggott: El poder para eliminar el apego mundano.

Maharshi: La cualidad del alimento influencia a la mente. La mente se alimenta del alimento consumido.

Piggott: ¡Ciertamente! ¿Cómo pueden los europeos adaptarse sólo al alimento sátvico?

Maharshi: (Señalando al señor Evans-Wentz). Usted ha estado tomando nuestro alimento. ¿Se sintió indispuesto a causa de eso?

Sr. Evans-Wentz: No. Porque estoy acostumbrado a él.

Piggott: ¿Qué hay sobre aquellos que no están tan acostumbrados?

Maharshi: El hábito es sólo un ajuste al medio. Lo que importa es la mente. El hecho es que a la mente se la ha entrenado para pensar que ciertos alimentos son sabrosos y buenos. El material alimenticio ha de obtenerse igualmente bien, tanto en la dieta vegetariana como en la que no lo es. Pero la mente desea determinado alimento porque está acostumbrada a él y lo considera sabroso.

Piggott: ¿Hay restricciones para el hombre realizado de una manera similar?

Maharshi: No. Él está estabilizado, y no es influenciado por el alimento que toma.

Piggott: ¿Preparar una dieta de carne no es matar la vida?

Maharshi: El ahimsa es muy importante en el código de disciplina de los yogis.

Piggott: Incluso las plantas tienen vida.

Maharshi: ¡Y también las losas en las que usted está sentada!

Piggott: ¿Podemos acostumbrarnos gradualmente al alimento vegetariano?

Maharshi: Sí. Ese es el modo.


[Extraido del libro "Conversaciones con Ramana Maharshi (Tomo I)" de Sri Ramana Maharshi]




Etiquetas: , ,

5 Comentarios:

el dí­a martes, mayo 05, 2009 6:52:00 a. m., Blogger Marinela dijo...

Hola Juanba¡leo estas paginas y me hacen pensar en lo que siempre me dije: A menos cosas que desee, menos necesitaré, pero que difícil y cuanto trabajo mental cuesta llevarlo a la practica en esta sociedad de consumismo en la que estamos inmersos. ¡Hay que seguir luchando! para no terminar sin vida interior, pensando solo, en lo que quieres tener y no en lo que quieres ser.
Un abrazo

 
el dí­a martes, mayo 05, 2009 1:56:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

A menos cosas que desee, menos necesitaré.......y en ello centramos un nuevo deseo,..el no desear,...y cuanto trabajo cuesta llevarlo a la práctica....Jejejejeje.

La pescadilla que se muerde la cola.
Esa es precisamente la raiz de todo conflicto en el ser humano.."el querer llegar a ser algo diferente de lo que somos".....digo yo.

 
el dí­a martes, mayo 05, 2009 7:49:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Fé de erratas: Corregí el post ya que había puesto "Maharaj" en lugar de "Maharshi" en todo el escrito, parece que nadie se dió cuenta porque no avisaron, en fin que lo he leído yo recién y ya está corregido. Fue una confusión de "gurúes" =)

Ahora sí...

Marinela: Todos estos escritos que verás aquí los dejo para mi tanto como para todos. Sirven para recordarme que es lo realmente importante en esta vida de ilusiones: Darse cuenta de qué es lo que realmente somos, va más allá de lo que querramos tener o lo querramos ser, ya que lo primero son cosas materiales y lo segundo son roles y a nosotros no nos definen ninguna de las anteriores.

Otro abrazo para vos!

Anónimo: Antes que nada, bienvenido.

El perro que se persigue a sí mismo para morderse la cola es otra imagen que se me viene a la mente.

El apegarse a no desear es volver a desear otra cosa, efectivamente. Más fácil es no prestar atención a lo que deseamos, tomar el pensamiento, observarlo y dejarlo ir así como vino, ni siquiera negarlo o forzarse a no pensarlo nuevamente, ya que donde aparece el esfuerzo por evitar algo aparece a su vez una nueva preocupación y seguimos en el mismo sitio que antes.

Salutes

 
el dí­a miércoles, mayo 06, 2009 5:47:00 a. m., Blogger Marinela dijo...

Perdonar,no me exprese bien, primero al escribir en primera persona de cosas que no me afectan, y segundo, al referirme a, "querer ser",no es al rol, sino al ser como persona,a crecer interiormente. En cuanto a la frase, a menos cosas desee menos necesitare,lo digo por aquellas personas que ponen su tranquilidad y felicidad en desear cambiar de coche,de casa, en viajar,en miles de cosas que por sus circunstancias no están a su alcance y por ello se sienten desgraciados.
Cuando en las pequeñas cosa del día a día, esta la paz y tranquilidad.Y la felicidad, en el amor a la familia,amigos y al trabajo. Saludos

 
el dí­a miércoles, mayo 06, 2009 5:12:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Sería algo así, como...simplemente vivir. Sin más. Y que ocurra lo que tenga que ocurrir.

A todo esto,...jejeje,..un saludo a todos, que vaya si soy mal educado.

Y por cierto a pesar de ser anónimo tengo nombre. Me llamo Jesús, y no tengo cuenta google,..de ahí lo de anónimo.

Saludos desde Alemania Juanba.
Me gustó tu blog.

 

Publicar un comentario

<< Inicio