jueves, enero 24, 2008

Maya por otros (1) (Gurdjieff)

El Cuarto Camino o Cuarta Vía es una doctrina psicológica, cosmológica y filosófica introducida al occidente por George Ivanovich Gurdjieff, a menudo referida como "El trabajo" o "El Trabajo de Gurdjieff", en el que se establece un conjunto integrado de conocimientos y prácticas en los cuales tienen como propósito alcanzar el desarrollo de la consciencia y la creencia de una evolución espiritual.

Conceptos psicológicos

La Esencia

La Esencia es lo que somos en realidad, el ser absoluto interior, la entidad objetiva individual que adquirimos al nacer, es el centro de nuestra existencia y al cual debemos despertar, alimentar y hacer más consciente. Son los rasgos heredados, en definitiva lo que nos hace seres individuales. Son nuestras características básicas, nuestro talento innato, nuestro tipo de hombre.

La Personalidad y la Falsa Personalidad

El cuarto camino enseña que durante el curso de la vida se van adquiriendo y haciendo propias actitudes, pensamientos de la cultura, familia y sociedad, esto va construyendo una personalidad individual. Esta personalidad toma el control de la Esencia y el individuo llega a creer que él es en realidad su personalidad, o sea lo que hemos adquirido y que es “prestado” en vez de lo que somos en realidad: la Esencia.


Es en este punto donde nace la Falsa Personalidad, donde la persona no sabe quien es ya que perdió su identidad y vive encerrada en un auto concepto limitante de la potencialidad del Ser o Escencia. El individuo vive en función de lo que cree que es y no en lo que es en realidad. De esta manera el cuarto camino enseña que en un individuo adulto se manifiesta una personalidad adquirida construida sobre rasgos escenciales del individuo.

El reino del amor de si (Ego)

Lo constituye el ego humano. El ego sólo busca su propia supervivencia, orillado por impulsos mecánicos e instintivos. Es inconsciente e impulsivo, controlado por el orgullo, vanidad y miedo. Gurdieff se refería a la mayoría de los seres humanos como seres que pasan sus vidas en un
estado de sueño, “dormidos” en el reino del amor de si, guiados por el orgullo, miedo y vanidad.

La máquina humana

Según Gurdjieff el hombre funciona de forma similar a una máquina, la cual actúa por impulsos y condicionamientos. La mayoría de las personas vive en este estado “mecánico”, dormidos durante toda su vida, exceptuando a algunos seres que logran despertar, auxiliados por una consciencia de si.

La mecanicidad o el sueño

Según el Cuarto Camino, la mecanicidad es el estado natural del ser humano, es el vivir una vida inconsciente e irreflexiva, sólo guiada por instintos.

Gurdjieff enseñaba que pareciera como si las personas estuvieran en un estado dormido, autómata, durante toda su existencia, sin saber cuál es el propósito real de sus vidas. Se levantan por la mañana, se involucran en rutinas mecanizadas, compran productos, ignoran cómo se sienten y quienes son realmente o no saben si son felices en realidad. Se pasan el resto de sus vidas sumergidos en espejismos de la mente, en estados alterados como la ira y la envidia, actuando por orgullo, vanidad y miedo; persiguiendo el dinero, el placer sexual y demás cosas superficiales pensando que con todo eso serán felices, sin saber por qué.

Gurdjieff invita a la humanidad a vivir en el "Mundo Real", a despertar de ese mundo mecánico que es la vida cotidiana y enseña el método (el Cuarto Camino) para conseguirlo.

Existen algunos que logran despertar de ese estado de sueño, de esa "mecanicidad". En su libro "Relatos de Belcebú a sus Nietos", Gurdjieff hace referencia a Seres que logran despertar, "individums" como el Buda Siddarhta Gautama, Jesús de Nazaret, Abraham, el Dalai Lama y Mahoma, todos grandes profetas de las 5 principales religiones contemporaneas, que logran despertar y ver Mundo Real. Una persona consciente, despierta en el sentido del cuarto camino, puede guiar a millones de personas mecánicas.

Por otro lado existen individuos que aprovechan esta ventaja para su beneficio. Estas personas abusivas no han acabado de despertar, sino que continúan dormitando, no han logrado desprenderse de su ego y ven a sus hermanos como vegetan. La "mecanicidad" es bien conocida y aprovechada por políticos, publicistas, incluso por algunos grupos religiosos; pueden mover a millones, porque saben cómo manipularlos mediante sus mas básicos instintos, miedos y necesidades. Estas personas, en lugar de seguir despertando y de ayudar a despertar a sus hermanos, manipulan a las masas cual rebaño para su propio beneficio.



[Extraído de Wikipedia]




Etiquetas: , ,

5 Comentarios:

el dí­a domingo, febrero 10, 2008 8:44:00 a. m., Blogger Caro dijo...

Hola gordi, en qué andás?

Yo leyendo un libro sobre liderazgo del Dr Chebbar. Muy bueno.

Besos
Carito

 
el dí­a domingo, febrero 10, 2008 1:18:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Hola linda, yo ando trabajando. En Marzo de vacaciones aunque no me voy a ningún lado.

Libros por ahora no estoy leyendo, aunque tengo unos cuantos pendientes.

Besos!

 
el dí­a sábado, febrero 16, 2008 4:46:00 a. m., Blogger Caimán dijo...

Muuuuuy interesane, me encanta la psicología, y más el utilizarla para aprender de las idiosincracias que me encuentro día a día.
Tengo que regresar a tu página, saludos.

 
el dí­a lunes, febrero 18, 2008 6:08:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Caimán: Bienvenido, me alegra que te haya interesado el post. Pasá cuando quieras!

Salutes

 
el dí­a jueves, octubre 21, 2010 5:19:00 p. m., Blogger Nadie (das) dijo...

Tus reseñas de autores son excelentes, Juanba.

Un sólo detalle: tú mismo dices que el temor es ilusión. Los supuestos "manipuladores" no tienen poder real. El verdadero poder lo tiene, justamente, Maya, y es tan poderosa que les hace creer a los "poderosos" que lo son.

En otras palabras, ¡hay que amigarse con Maya! por ese lado uno no sale perdiendo... jaja ;p

 

Publicar un comentario

<< Inicio