martes, noviembre 02, 2004

De mal en peor

Malo: Tu marido se viste de mujer.
Peor: Se ve mejor que vos.

Malo: Tu mujer quiere divorciarse.
Peor: Es abogada.

Malo: Te descubrieron que andás de putas por ahí.
Peor: La prostituta que te descubrió resultó ser tu hija.

No te preocupes tanto. Y recuerda siempre que:




Etiquetas: