domingo, enero 09, 2005

Mi primer sueño lúcido

A propósito de la escena de "Waking Life" de hoy, mi primer sueño lúcido ocurrió el año pasado, a un mes de haber fallecido mi viejo. En el sueño yo me encontraba viendo tele en el comedor diario de casa, en eso escucho que vienen subiendo las escaleras (mi casa está sobre un primer piso) y hablando mi hermano con mi viejo. En el momento de reconocer la voz de mi viejo pienso: "No, esto no puede estar pasando, mi viejo ya no está". En ese momento me incorporo del sillón en donde estaba sentado viendo tele, bajo el volumen y trato de escuchar con más atención... Las voces en la escalera ya no se escuchan y yo me despierto.

¿Por qué me di cuenta que era un sueño lúcido? Porque he soñado con mi viejo varias veces más después de su fallecimiento, eran sueños incoherentes, en lugares que nunca he estado pero en ninguno de ellos consideré la posibilidad de que mi viejo había fallecido así que los sueños seguían y seguían, en el sueño que les acabo contar no, al darme cuenta de algo que no podía ser no pude seguir en el sueño y me desperté. Lo extraño es que yo al escuchar la voz de mi viejo, y a pesar de ya haberme dado cuenta de que no podía estar pasando eso que pasaba, igual quise verlo y preguntarle dónde había estado, qué había pasado. Después surgió la pregunta: ¿De no haberme despertado, qué me hubiese dicho mi viejo?


Etiquetas: , ,

5 Comentarios:

el dí­a lunes, octubre 17, 2005 7:34:00 p. m., Anonymous Principito dijo...

Interesante.
Yo en muchos de mis sueños estoy conciente de que estoy soñando pero eso no me lleva a despertarme sino que sigo adelante con el argumento onírico como si nada.
Seré normal?? :|

 
el dí­a lunes, octubre 17, 2005 7:34:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Creo que es normal, a mi también me ha pasado a veces el darme cuenta de estar soñando y aún así no despertar, pero creo que la clave del tema radica en no seguir "pasivamente" el argumento onírico del sueño sino más bien tomar las riendas del mismo y manipularlo a voluntad, hacer en el sueño lo que uno quiera (por caso volar) y no verlo como en "tercera persona". Esto de controlar el arte de soñar, según los gurúes, debería ser el objetivo a alcanzar en los sueños, para aprender, para conocernos más a nosotros mismos.

 
el dí­a lunes, octubre 17, 2005 7:34:00 p. m., Anonymous Principito dijo...

Sin embargo, cuando me ha tocado pasar por esa experiencia, lo que más me atrae es lo sorpresivo del argumento. O cómo mi subconsciente va armando las escenas sin mi consentimiento. (Y muy bien que lo hace!)
Así que no me atrae mucho la idea de domar al sueño...
Para eso me quedo despierto.

 
el dí­a lunes, octubre 17, 2005 7:35:00 p. m., Anonymous Adrianófanes dijo...

Hay veces que cuando sueño trato de esforzarme para que continúe, pero es inútil. Después suele pasarme que cuando despierto, tengo la idea de haber soñado algo, un sueño diferente, de esos que dejan huella y no puedo recordarlo...Y hay veces que uno se levanta y tiene el sueño incorporado, muy latente todavía. Esto último me vino sucediendo en los últimos tiempos.

 
el dí­a jueves, octubre 21, 2010 10:24:00 a. m., Blogger Nadie (das) dijo...

Gran discusion podría armarse aquí. A mí me gusta el Bhagavad-Gita y en él, Krsna explica lo siguiente:
"La persona que está confundida por la influencia del ego falso, se cree la autora de actividades que en realidad son ejecutadas por las tres modalidades de la energía material" (3,27)
En otras palabras, se afirma que esa extraña experiencia de Principito, donde el subconsciente maneja el desarrollo de la historia "sin mi consentimiento", es más real de lo que parece. Incluso en la vida de vigilia, las acciones no son ejecutadas por nosotros, sino por nuestros cuerpos. Claro que para comprender esto, primero debe uno situarse en otro lugar que en su cuerpo. Creer ser el propio "cuerpo material" es llamado "ego falso"... Una lectura completa del Bhagavad Gita nos ayuda a comprender todo esto.
En definitiva, ¿cuál es el grado de nuestra libertad? Pregunta fundamental...
Personalmente, creo que existen diversos "grados de libertad" y que los vamos adquiriendo en la medida que nos hacemos responsables de nuestros actos, palabras e incluso pensamientos.
También creo esencial explorar este conocimiento del Bhagavad Gita, de otro modo podríamos pasarnos muchas vidas indagando... la ilusión (realidad) es infinita...

 

Publicar un comentario

<< Inicio