domingo, febrero 27, 2005

4 muchachos



Cuatro muchachos van caminando por la calle discutiendo algo.


1º Muchacho: Y si el mundo que nos fuerzan a aceptar es falso, y nada fuese verdad, entonces todo sería posible.
2º Muchacho: En orden de descubrir lo que amamos, debemos encontrar todo lo que odiamos, todo lo que bloquea nuestro camino y lo que deseamos.
3º Muchacho: Esto nunca será algo agradable para aquellos que buscan lo que no está en el mercado.
2º Muchacho: Un cuestionamiento sistemático de la idea de lo que debería ser la felicidad.
4º Muchacho: Cortaremos las cuerdas vocales de cada orador facultado. Arrancaremos de raíz los símbolos sociales en vidriera. Devaluaremos la moneda corriente de la sociedad.
3º Muchacho: ...para confrontar con todo lo conocido. La sociedad es un fraude tan completo y visceral que demanda ser destruido más allá del poder de cualquier memoria que ose recordar su existencia.
1º Muchacho: Donde haya fuego, allí levaremos más gasolina.
2º Muchacho: ...para interrumpir la continuidad de la experiencia cotidiana y todas aquellas expectativas de normalidad que ésta conlleva.
3º Muchacho: ...para vivir como si algo realmente dependiera de las acciones de cada uno.
4º Muchacho: ...para romper con el discurso ideológico de la sociedad consumista conformista de hoy día, así nuestros deseos reprimidos originados de una naturaleza más auténtica puedan ser llevados a cabo.
2º Muchacho: ...para demostrar el contraste entre la vida hoy por hoy, y lo que esta podría llegar a ser.
4º Muchacho: ...para sumergirnos en el olvido de la acción, para saber que estamos haciendo que las cosas realmente ocurran.
3º Muchacho: Será todo de una intensidad nunca antes conocida en la vida diaria, el intercambiar amor y odio, vida y muerte, terror y redención, repulsiones y atracciones.
2º Muchacho: ...una afirmación de libertad tan inconsiderada e incompetente, que se suma a una total negación de cada clase de restricción y limitación.




Los cuatro muchachos se cruzan con un hombre viejo subido a un poste telefónico.


1º Muchacho: Hey viejo, ¿qué hace subido allí arriba?
Viejo: Hmmm, no estoy seguro.
3º Muchacho: ¿Necesita alguna ayuda para bajar de allí?
Viejo: Naah, no lo creo.
4º Muchacho: Estúpido bastardo.
3º Muchacho: No es peor que nosotros. Él es todo acción y nada de teoría. Nosotros somos todo teoría y nada de acción.



Los cuatro muchachos se cruzan con un hombre viejo sentado a una mesa.



1º Muchacho: ¿Por qué está tan sombrío Mr. Debord?
Mr. Debord: Todo lo que se había perdido se sentía irrecuperable. Las extremas incertidumbres de subsistir sin trabajar hacen que los excesos sean necesarios. Definitivamente algo se termina por romper. Para citar a Stevenson: "El suicidio se llevó a muchos. Usted beba, que el diablo se hará cargo del resto."

Extraído (y traducido horriblemente por Juanba) del script de la película "Waking Life" ("Despertando a la vida")



Etiquetas: ,

5 Comentarios:

el dí­a miércoles, octubre 19, 2005 9:01:00 p. m., Anonymous Un ermitaño sociable dijo...

Caramba, esa película tiene de todo, y yo que ni había sentido nombrarla (aunque ahora que lo pienso, eso es totalmente coherente con la realidad en la que vivo).
Me encantó la parte del viejo en el poste. Pura práctica o pura teoría no llevan a nada. Nunca un extremo es mejor que otro.
Como siempre, elijo el medio.

 
el dí­a miércoles, octubre 19, 2005 9:03:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Martín: Sí en la peli hay de todo, pero sobre todo mucho para pensar y, por que no, soñar...

Y con respecto a los extremos, como bien lo escribió Luis (o re-escribió las escrituras, dado el caso) en uno de sus posts hace algún tiempo:

"Tibios, porque a los fríos y a los calientes los vomitaré de mi boca. Porque el tibio es aquel que conoce el frío y el calor, elegiendo sin embargo una vida de equilibrio. El tibio sabe de los incovenientes de los extremos de la sensación y el pensamiento, prefiriendo conservar una justa medida en su sentir y en su hacer. Porque el tibio conoce que nada sienta mejor al espiritu que una tarde de primavera o una mañana de otoño y, habiendo conocido los rigores de lo que está en lo alto y lo que esta en lo bajo, prefiere transitar sus dias por las plácidas tierras planas."

Para el caso yo soy también un hombre del medio.

Salutes

 
el dí­a miércoles, octubre 19, 2005 9:04:00 p. m., Anonymous luis dijo...

Juanba: gracias por el trackback! (by the way, ya te conteste el mail).

Y es asi. Con el tiempo, uno se va dando cuenta que todo es exactamente al reves de como nos lo enseñaron.
SALUDOS

 
el dí­a miércoles, octubre 19, 2005 9:04:00 p. m., Anonymous Adrianófanes dijo...

Siempre es bueno tomar una posición intermedia entre opuestos. Ni muy práctico, ni muy teórico. Creo que así debería ser. Aunque claro, cuando uno está desesperado, termina siendo puro instinto. Y la desesperación termina siendo ni más ni menos que un acto de sinceridad. Menos mal que el viejo que subió el poste, supo también bajar de él.

 
el dí­a jueves, octubre 21, 2010 9:58:00 a. m., Blogger Nadie (das) dijo...

La "vía media" del Budha... pero no es para todos. La persona extremista es la persona extemista, ése es su equilibrio personal. Juan reconoce: "Yo soy del medio". Así que cada quien puede encontrar su equilibrio, justo y necesario, ni más ni menos...
Yo, yo soy del centro... Central del Sur (de América)(del planeta Tierra)...
Mi práctica es difundir ideas, uso mis manos sobre el teclado y también, por las tardecitas, para repartir libros en las plazas.
Otros convierten tales ideas en objetos concretos, en técnicas, en organizaciones.
Así cada trabajo complementa al otro, así se crea la unidad, comunión, inclusión, cooperación, convivencia, sentir común...

 

Publicar un comentario

<< Inicio