viernes, febrero 18, 2005

Gajes del oficio II

Hoy a la mañana. Escuchaba desde mi oficina mientras programaba.

- Vino una de las pasantes de la oficina de S.G. -dice L.
- ¿La rubiecita que está buena? -pregunta D.
- Esa misma.
- ¿Qué le pasaba ahora?
- "No sé...", me dice, -L. sonríe de oreja a oreja mientras habla- "...la máquina está como loca, nos deja en una pantalla negra que dice C:\> y se queda ahí sin hacer nada..."

Risas generalizadas mal. Le sonrío a Maya mientras tecleo. Que mala que es la gente de sistemas, como se ríen de la ignorancia del prójimo.

Ahora que lo pienso está bien eso de que nadie quiera almorzar con nosotros.