domingo, febrero 20, 2005

El momento sagrado



David Jewell y Caveh Zahedi están hablando sentados a la mesa.


Caveh: El cine trata en su esencia de ser una mera presentación de la realidad. Es justamente eso, la realidad reproducida. Pero para Bazam no es un medio para contar historias realmente. El siente que la literatura es mejor medio para contar una historia que una película. Tú sabes, si cuentas una historia, como un chiste, como esos del estilo: "un tipo entra en un bar y ve a un enano..." Bueno, eso funciona realmente bien porque estás imaginando a este tipo que entra en un bar y que de pronto ve a un enano y entonces entra en juego todo este aspecto imaginativo. Pero en una película vos no tenés todo esto porque vos en realidad ya estás filmando a este tipo específico, en un bar específico, con un enano específico de una altura específica y todo ya se ve de una cierta manera ¿no? Entonces para Bazam, lo que significa la ontología de una película tiene que ver con lo que la fotografía trata de exponer también, con la excepción de que todo tiene también un agregado que es la dimensión temporal y eso da un gran realismo. Entonces esta peli es sobre un tipo, en un momento dado y en ese espacio determinado. Y tú sabes, Bazam es cristiano, y obviamente él cree que Dios termina al final siendo parte de todo, y es por eso que para él la realidad y Dios son la misma cosa. Entonces lo que el film está realmente capturando es la misma encarnación de Dios, creándolo todo. Y en ese mismo momento, Dios se está manifestando como él mismo de esa forma. Y lo que esa película capturaría, si nos estuviera filmando a nosotros dos ahora, sería a Dios en esta misma mesa, con Dios interpretándote a vos, y Dios interpretándome a mi, y Dios luciendo como vos te ves ahora y diciendo y pensando eso mismo que estás pensando ahora mismo, porque nosotros somos todas manifestaciones de Dios en ese sentido. Entonces y a fin de cuentas el film es sólo una grabación, un registro de Dios, o de la cara de Dios, o de los constantes cambios en la cara de Dios.

Hey, tienes un mosquito en la cara... ¿Quieres que te lo quite? Ah, ahí se fue...

Y la cosa en Hollywood es solamente tomar un poco de película y tratar de convertir eso en un medio para contar historias, donde toman todos estos libros, cuentos y relatos, y luego tienen este guión, y luego tienen que tratar de encontrar a esa persona que más o menos trate de armar toda la cosa. Pero es ridículo, porque no debería estar basado en un guión, debería de estar basado en la persona, tu sabes, en la cosa real. Y en ese sentido, es casi hasta apropiado que tengan todo este sistema de estrellas, porque entonces es acerca de una persona, tu sabes, es al fin como una especie de cuento.

Truffaut siempre dijo que los mejores guiones no siempre resultan ser los mejores films, porque tienen esa clase de marco narrativo literario de la cual siempre estás como esclavo a respetar a la hora de pasarlo a un film. Las mejores películas son aquellas que no están atadas a esa especie de esclavitud. Así que no sé. Todo este asunto de la narrativa es al cine como el tiempo a la música. Tú no piensas primero en la historia de una canción y entonces después haces la canción. La cosa tiene que salir de un momento. Y eso es lo que un filme tiene, ese momento que es algo sagrado. Como este preciso momento. Pero si nosotros anduviéramos caminando por allí ya no sería sagrado. Si camináramos por allí habría entonces momentos sagrados, y estarían también todos esos momentos que no son sagrados. Pero este momento es sagrado ¿no? Y un film nos puede permitir ver eso, encuadrarlo para que nosotros lo veamos, ah sí, ese momento, sagrado, sagrado, sagrado, sagrado, momento por momento. Pero ¿quién podría vivir de esa forma no? Sería como: ¡wow, sagrado! Si tuviera que mirarte y sólo dejarte que te volvieras sagrado, no lo sé, simplemente dejaría de hablar.

David: Bueno, entonces estarías en ese momento, y ese momento sería sagrado.

Caveh: Sí, pero sería algo abierto. Y entonces te miraría a los ojos, y lloraría, y entonces sentiría todas estas cosas y eso no sería cortés de mi parte. Te haría sentir muy incómodo.

David: Y podrías reirte también. Digo, ¿por qué llorarías?

Caveh: No lo sé. Yo tiendo a llorar. Hagámoslo ahora mismo. Tengamos un momento sagrado.

David: Ok

David y Caveh se miran fija e intesamente a los ojos por un momento.

David: Todo está como superpuesto en capas ¿no es así? Digo, está este momento sagrado, y entonces también surge allí esta consciencia de querer tener este momento sagrado. Ocurre de la misma manera en que el film es el movimiento que de hecho está realmente ocurriendo, pero es allí donde el personaje pretende estar a su vez en una realidad diferente, y ahí aparecen de vuelta todas estas capas de la realidad. Yo estuve dentro y fuera de este momento sagrado observándote. Y tu eres algo único en ese sentido, Caveh. Esa es una de las razones por las que disfruto estar contigo.

Ahora la cámara hace foco en la luz que desprende una película desde un proyector. Fade out.

Extraído (y traducido horriblemente por Juanba) del script de la película "Waking Life" ("Despertando a la vida")

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Si alguien tuviera que hacer una película sobre tu vida, ¿qué puntos de tu vida resaltarías en esa película? ¿Que experiencias clasificarías como "momentos sagrados" a ser capturados por la cámara?

En todo momento en esta escena se usa la palabra "holy". "Holy" se puede traducir como "santo" o "sagrado". Pero yo creo que otra palabra que iría bien sería "sublime", y me viene a la mente un momento sublime sobre el que escribí hace poco,
aquí.

Ese sí podría ser uno de los "holy moments" de mi vida a ser capturados.

Otro tema que me atrae. Dios, el principio cósmico trascendente, o como quieras llamarle, moviéndose entre nosotros, formando parte de lo que hacemos o simplemente expresándose a través nuestro si que nos demos cuenta; esa visión la comparto más allá de que algunos no puedan sentir todo esto o lo sientan de otra forma, pero al final como que todos somos Su canal para contar historias, o mejor aún, para crearlas. También recuerdo haber tenido un diálogo con Maya sobre esto,
aquí.
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -


Etiquetas: ,

5 Comentarios:

el dí­a miércoles, octubre 19, 2005 8:25:00 p. m., Anonymous Perra_Laika dijo...

Qué excelente recopilación.
Aunque, si tuviera que marcar una parte en especial, yo usaría le escena del subte "I don't want to be an ant, you know?"

 
el dí­a miércoles, octubre 19, 2005 8:52:00 p. m., Blogger juanba dijo...

La recopilación del script de "Waking Life" arranca desde Septiembre del 04 más o menos, sos libre a revisar los "Archivos X"

Salutes!

 
el dí­a miércoles, octubre 19, 2005 8:52:00 p. m., Anonymous luis dijo...

uno de los mejores momentos de la pelicula. Porque de alguna manera es autoreferencial (hablar del momento sagrado, crear el momento sagrado).
Siga con su cruzada, juanba!
SALUDOS

 
el dí­a miércoles, octubre 19, 2005 8:53:00 p. m., Anonymous Un ermitaño sociable dijo...

Por alguna razón mis dos comentarios que hice primero que nadie no aparecieron. Los comentarios de blogger me odian.
Ahora perdí la inspiración, los anteriores los había escrito como a las 5 de la mañana, ahora no puedo, estoy totalmente despierto...

 
el dí­a miércoles, octubre 19, 2005 8:54:00 p. m., Blogger juanba dijo...

Martín: Los comentarios sobre Waking Life es mejor escribirlos soñando y no despierto... ¡Será la próxima!

Salutes

 

Publicar un comentario

<< Inicio