domingo, marzo 27, 2005

Timothy "Speed" Levitch



Wiley conoce a "Speed" en el puente de Brooklyn.


Speed:

En éste mismo puente, Lorca advirtió: No es un sueño la vida, alerta, y alerta, y alerta. Y muchos lo han de haber pensado porque luego ocurrió, ahora ya no. ¿Pero acaso no lo mencioné? El así llamado *WOW* está ocurriendo ahora mismo. Todos somos co-autores de esta exhuberancia danzante, si es que hasta nuestras propias inhabilidades se están pasando el momento. Somos los autores de nosotros mismos, co-escribiendo esta gran novela estilo Dostoievsky protagonizada por payasos. Toda esta gran cosa en la que nos vemos envueltos y que llamamos mundo es una mera oportunidad de exhibir que tan excitante puede ser toda esta locura, esta alienación. La vida es cuestión de un milagro que es recolectado con el tiempo por momentos de asombro al estar unos en presencia de otros. El mundo es un examen, para ver si nos podemos elevar hacia experiencias directas. Nuestra visión es aquí como una prueba, para ver si podemos "ver" más allá de ella. El problema está aquí planteado como una prueba para nuestra curiosidad. La duda está sembrada aquí como si fuera un examen para nuestra vitalidad. Thomas Mann escribió que él preferiría participar directamente en la vida que escribir cien historias. Giacometti fue una vez atropellado por un auto y él recuerda haber caído en una especie de desfallecimiento lúcido -una repentina excitación- en que se dió cuenta de que al fin algo le estaba sucediendo a él. Una suposición desarrollada en base a que no podemos entender la vida y vivirla simultáneamente. Yo no concuerdo de forma absoluta con ello, que es lo mismo que decir, que no estoy en total desacuerdo. Yo diría que la vida finalmente entendida es la vida vivida.

Aunque, las paradojas me inquietan, pero puedo aprender a amar y hacerles el amor a las paradojas que me inquietan en los románticos atardeceres de mi ser para luego salir a bailar salsa con mi confusión. Antes de que te vayas, no olvides, que es lo mismo que decir recuerda, porque el recordar es una actividad mucho más psicótica que el olvidar: Lorca, en ese mismo poema, dijo que la Iguana morderá a aquellos que no sueñan, y mientras nos demos cuenta de que uno mismo es la figura en un sueño de otra persona... ¡Eso es conocimiento de uno mismo!

Extraído (y traducido horriblemente por Juanba) del script de la película "Waking Life" ("Despertando a la vida")

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
Ciudad sin sueño

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Las criaturas de la luna huelen y rondan sus cabañas.
Vendrán las iguanas vivas a morder a los hombres que no sueñan
y el que huye con el corazón roto encontrará por las esquinas
al increíble cocodrilo quieto bajo la tierna protesta de los astros.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Hay un muerto en el cementerio más lejano
que se queja tres años
porque tiene un paisaje seco en la rodilla;
y el niño que enterraron esta mañana lloraba tanto
que hubo necesidad de llamar a los perros para que callase.

No es sueño la vida. ¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
Nos caemos por las escaleras para comer la tierra húmeda
o subimos al filo de la nieve con el coro de las dalias muertas.
Pero no hay olvido, ni sueño:
carne viva. Los besos atan las bocas
en una maraña de venas recientes
y al que le duele su dolor le dolerá sin descanso
y al que teme la muerte la llevará sobre sus hombros.

Un día
los caballos vivirán en las tabernas
y las hormigas furiosas
atacarán los cielos amarillos que se refugian en los ojos de las vacas.

Otro día
veremos la resurrección de las mariposas disecadas
y aún andando por un paisaje de esponjas grises y barcos mudos
veremos brillar nuestro anillo y manar rosas de nuestra lengua.
¡Alerta! ¡Alerta! ¡Alerta!
A los que guardan todavía huellas de zarpa y aguacero,
a aquel muchacho que llora porque no sabe la invención del puente
o a aquel muerto que ya no tiene más que la cabeza y un zapato,
hay que llevarlos al muro donde iguanas y sierpes esperan,
donde espera la dentadura del oso,
donde espera la mano momificada del niño
y la piel del camello se eriza con un violento escalofrío azul.

No duerme nadie por el cielo. Nadie, nadie.
No duerme nadie.
Pero si alguien cierra los ojos,
¡azotadlo, hijos míos, azotadlo!

Haya un panorama de ojos abiertos
y amargas llagas encendidas.

No duerme nadie por el mundo. Nadie, nadie.
Ya lo he dicho.
No duerme nadie.
Pero si alguien tiene por la noche exceso de musgo en las sienes,
abrid los escotillones para que vea bajo la luna
las copas falsas, el veneno y la calavera de los teatros.

Federico García Lorca

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -



Etiquetas: ,

4 Comentarios:

el dí­a viernes, octubre 21, 2005 7:43:00 p. m., Anonymous luis dijo...

Experiencia Directa. Ojala todos pudieramos darnos cuenta, en todo momento. Ayer hablabamos con mi mejor amigo de eso: su padre fie (es) un gran hacedor. De esas personas a las que no les podes contar nada que las soprenda, porque ya las vivio. Si, como decia G., se equivoco mucho. Demasiado, tal vez. Pero siempre por hacer.
En el final de los finales, espero ser juzgado por eso.
SALUDOS

 
el dí­a viernes, octubre 21, 2005 7:43:00 p. m., Anonymous Adrianófanes dijo...

Sensacional. Este fragmento de la película, por momentos, me ha recordado al cuento de Borges "Ruinas Circulares". No sé por qué...Seguramente por el tema del sueño...

Me queda una duda...¿Cómo es eso de que no se puede pensar la vida al mismo tiempo de estar viviéndola?. Me temo que es lamentablemente cierto...

 
el dí­a martes, junio 05, 2007 2:12:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

llevaba un rato buscando el poema original de lorca.
Acabo de ver la película y me quedé con la frase de que "la vida no és un sueño: atención!"

Gracias.

jordi.

 
el dí­a lunes, marzo 17, 2008 3:27:00 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Horriblemente, horriblemente traducido ciertamente...

 

Publicar un comentario

<< Inicio