sábado, abril 19, 2008

Tao Te King (XXI, XXII)

XXI

La grandeza de toda virtud
reside en su fidelidad al Tao.
El Tao es algo confuso e intangible.
Es confuso e intangible, pero tiene formas.
Es confuso pero brillante porque abarca muchas cosas.
Es profundo y oscuro pero contiene una esencia.
Esta esencia es verdadera.
Desde los tiempos más remotos conserva invariable su nombre.
Es el origen de todos los seres.
¿Cómo conocer el origen de todos los seres?
Por esto mismo.


En este verso no hace más que recordarme al principio
Parabrahman en el que tanto hace hincapié Sri Nisargadatta Maharaj. El Parabrahman es la Verdad Ultima más alla de todo concepto o definición: simplemente "Es". El Absoluto o Tao no se conoce a sí mismo, no puede aprehenderse ni tocarse, no tiene forma y sin embargo su escencia es el soporte de todo lo que existe; el Tao usa la consciencia para conocer su creación. "Todos los seres" no son más que expresiones o distintas formas tomadas por la consciencia.

El caso del ser humano es particular ya que es el único ser privilegiado que puede conocer su propia naturaleza como lo Absoluto trascendiendo la consciencia, dándose cuenta que él no es el cuerpo ni su mente.


XXII

Lo humillado será engrandecido.
Lo inclinado será enderezado.
Lo vacío será lleno.
Lo envejecido será renovado.
Lo sencillo y puro será alcanzado,
pero lo complicado y extenso causará confusión.
Por esto, el sabio abraza la unidad
y es el modelo del mundo.
Destaca porque no se exhíbe.
Brilla porque no se guarda.
Merece honores, porque no se ensalza.
Posee el mando, porque no se impone.
Nadie le combate porque él a nadie hace la guerra.
¿Son acaso vanas las palabras del antiguo proverbio: «lo humillado será engrandecido»?
Por esto mismo, el sabio preservará su grandeza.



La frase
"Lo complicado y extenso causará confusión" parece ser una fotografía descrita en palabras de lo que hemos convertido nuestras vidas, nuestras pseudo-realidades, nuestras pseudo-identidades, nuestro mundo, todo lo anterior comprendido en esta compleja ilusión que seguimos creando: Maya

La receta para evitar la "confusión" reinante en las mentes parece ser retornar a lo simple y puro: el retorno a lo natural no es otra cosa que el retorno al Tao.

Finalmente y como en tantos otros versos del Tao Te King se exponen aquí virtudes propias del "sabio" o "iluminado" que sigue su camino con el Tao.








Etiquetas: ,