domingo, octubre 03, 2004

Existencialismo




El profesor de filosofía le habla a su clase.


Profesor:

"La razón por la cual me niego a tomar al existencialismo sólo como otra moda francesa o una simple curiosidad histórica es porque pienso que tiene algo muy importante para ofrecernos para este nuevo siglo. Temo que estamos perdiendo las verdaderas virtudes de vivir la vida en forma apasionada, en el sentido de tomar responsabilidad por quienes somos; estamos perdiendo la habilidad de hacer algo bueno con nosotros mismos y sentirnos bien al respecto y con la vida."

"El existencialismo es frecuentemente dicutido como si fuera la filosofía de la desesperanza, pero yo pienso que la verdad de esta filosofía es justamente todo lo opuesto. Sartre, un filósofo existencialista, dijo una vez en una entrevista que él nunca había tenido un sólo día de desesperanza en toda su vida. Lo que podemos sacar en concreto al leer a estos tipos no es precisamente el sentido de angustia acerca de la vida, sino más bien el rescatar como una clase de exaltación hacia ella, de sentirse en el tope y en control de la misma. Es como que tu vida es sólo tuya para ir creándola."

Ahora el profesor camina junto a Wiley mientras le habla.

Profesor:

"He leído a los post-modernistas con interés, hasta con admiración. Pero, cuando los leo siempre tengo este horrible sentimiento crítico en el que siento que algo absolutamente esencial es dejado de lado. Mientras más hablás sobre una persona como si fuera una "construcción social", o como la creación de una confluencia de fuerzas, o como algo fragmentado o marginalizado, lo que realmente estás haciendo es crearte un nuevo mundo lleno de excusas. Cuando Sartre habla de responsabilidad, él no está hablando de algo abstracto. Él no está hablando de esa clase de "alma" o "ser" sobre el cual los teólogos discuten. Es algo más concreto; es vos y yo hablando, tomando decisiones, haciendo cosas y aceptando las consecuencias que surjan de todo esto."

"Puede ser verdad que hay 6000 millones de personas en el mundo, y la cuenta sigue aumentando. Sin embargo, lo que vos hacés marca una diferencia. Hace una diferencia, primero en términos materiales; hace una diferencia para con otras personas; y, sienta un ejemplo. Resumiendo, yo creo que el mensaje acá es que nunca deberíamos describirnos o mirarnos a nosotros mismos como si fuéramos víctimas de varias fuerzas. Es siempre nuestra decisión el vernos como lo que realmente somos."

Extraído (y traducido horriblemente por Juanba) del script de la película "Waking Life" ("Despertando a la vida")



Etiquetas: ,

1 Comentarios:

el dí­a lunes, octubre 03, 2005 7:01:00 p. m., Anonymous Adrianófanes dijo...

El existencialismo tiene esa paradoja capaz de matarte y también de resucitarte...

 

Publicar un comentario

<< Inicio